De Inglaterra ’66 a Sudáfrica 2010: la revancha

Este Mundial es histórico, no sólo por ser el primero a jugarse en el continente africano sino por todo lo que está ocurriendo. En el partido de octavos de final entre Alemania e Inglaterra, el pasado se hizo presente.

“La vida da vueltas” o “la vida da segundas oportunidades”, dice el refrán… Y 44 años después Alemania se cobró revancha. En la final del Mundial Inglaterra 1966, la final la disputaron estos dos mismos seleccionados. Entonces, el encuentro concluye 2 a 2 en los 90 minutos reglamentarios y va a tiempo suplementario. Inglaterra convierte un gol y se aventaja en el marcador, luego Geoff Hurst remata dentro del área, la pelota da en el travesaño,  pica en la línea y el arquero alemán la retiene.

Pero el árbitro cobró mal, y convalidó un gol que no fue. Inglaterra se puso 4-2 a Alemania y con los pocos minutos de juego que quedaban ese gol mal cobrado, ese gol que no fue, le dio la única Copa del Mundo que levantaron los ingleses.

Imagen de previsualización de YouTube

Mucho tiempo después, casi todo volvió a ocurrir, pero invertido. No es la final, sino el partido por octavos. Alemania ganaba 2-0. Inglaterra empata, y un minuto después, Lampard remata desde afuera del área, la pelota da en el travesaño y pica 1 metro dentro del arco, vuelve a pegar en el travesaño y el arquero la toma. Fue gol, válido. Pero el árbitro, como aquella vez, se equivoca, y -a la inversa de aquella vez- le anula el gol del empate a los ingleses.

Para la polémica. La repetición instantánea del gol en pantalla gigante en el estadio ensombreció el que fue un correcto arbitraje de Larrionda, sino fuera por ese grave error, que en ese momento podría haber dado otro final al partido que terminó con goleada de Alemania 4-1 a Inglaterra.

Dejanos tu Opinion



Buscador

Secciones Especiales

Las noticias en tu correo

Feed RSSRecibe las noticias sobre el Mundial Sudafrica 2010 en tu lector de RSS o directamente en tu Email

Hazte FAN en FACEBOOK

Video de la Semana